Agradecimientos

BPMC2 Architectura - Agradecimientos
Nuestro trabajo no habría sido posible sin la ayuda y la aportación de muchos. Nuestro particular agradecimiento a:
  • La Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Alicante por el apoyo ofrecido a través de los cursos de formación y por el soporte constante y profesional en el suministro de información y datos.
  • La Fundación Incyde y todos los docentes del curso de formación "Creación y consolidación de empresas"; un particular agradecimiento para Humberto Ramil por la atención y los preciosos consejos sin los cuales, probablemente BPMC2 Architectura sería una cosa distinta de lo que hoy es.
  • La Universidad Miguel Hernández que, junto con la Cámara de Comercio de Alicante, nos ha permitido participar en el Programa de Internacionalización de empresa.
  • La Cámara de Comercio Italo-Líbica, por su apoyo a nuestro proyecto de internacionalización hacia Libia.
  • La empresa de Marketing y Comunicación GENTE creadores del logo, de la imagen corporativa y de la estructura gráfica de esta página web, por haber comprendido el espíritu que nos anima y haber sido capaces de traducirlo simbólicamente.
  • Todos nuestros colaboradores, sin los cuales no podríamos hacer muchas de las cosas de las que nos sentimos orgullosos.
  • A los amigos que han ayudado en la revisión de la forma y el contenido de esta página web: Raúl Bosque, Emanuela Cappelli, Luigi Mauro Catenacci, Pierluigi Checchi, Gianco Di Perna, Michele Esposito, Marisa Fasolino, Annalisa Fuso, Gonzalo García, Raffaella Lecchi, Ugo Liberi, Giorgio Marchetti, Paul Donald Nordstrom, Daniel Masri, Liana Pastorin, Valentina Piscitelli, Beatriz Pomares, Humberto Ramil, Riccardo Siani, Corinne Veysselier, Bartolomé Zuzama.
  • Finalmente, aunque ciertamente no por importancia, a todos nuestros clientes, pasados y presentes, que nos han concedido su confianza y su estima, permitiéndonos aumentar nuestro patrimonio de experiencia y nuestra voluntad de dar siempre lo mejor de nosotros mismos.
  • ...a nosotros, por haber creído tanto y por continuar creyendo en aquello que hacemos cada día.